lunes, 21 de septiembre de 2015

Ideas para regalar a amigas


Es curioso pero la mayoría de mis amigas, tanto del cole como de la universidad, cumplen años en los últimos meses del año. Hay alguna suelta que decidió nacer en el verano, pero después la tanda de cumples comienzan en Octubre, para seguir en Noviembre y terminar en Diciembre con el de mi mejor amiga y el mío propio. En total en estos tres meses tengo ¡12 cumples de amigas! ¡Locurón!

Por eso llegado Septiembre me pongo a recoger ideas de regalos en modo "busca y captura" y me hago una lista de detalles inspiradores que hoy comparto con vosotras por si estáis en la misma situación que yo y os pueden servir :)

Joyas
La Señorita. http://lasenoritalasenorita.blogspot.com.es/ Quien me conoce sabe que parece que tengo comisión con estas chicas asturianas, porque las recomiendo a todo el mundo y soy mega fan de ellas. Hacen pulseras, colgantes, llaveros... ¡todo personalizado! Y además también tienen otra línea de cosas de bebés, jerseycitos, culottes, petos... 



Singularuhttp://singularu.com/ También tienen pulseras, colgantes, pendientes... pero lo que más me apasiona de esta marca son sus anillos. Con estrellita, con corazón, con una letra o un número... 




Los Ahorashttp://www.losahoras.com/ Además de encantarme el colgante de pajarito que tienen, me encanta la historia que hay detrás de esta firma y que encontraréis en su web, la tengo guardada en favoritos solo por ir a releerla de vez en cuando ;)




Ropa y Calzado

Liberatta Shophttp://www.liberatta.es/ La encontré un día por casualidad en mi ciudad y es un peligro (o más bien el peligro soy yo) porque me gusta todo de esta tienda. 




Lucia Behttp://www.luciabe.com/ Seguro que muchas la conocéis por sus preciosos tocados, por su libro, sus bolis y sus "verbenas" varias. De hecho podría ir tan bien en la categoría de ropa como en la de Otros, esta chica es polivalente al 100% Pero la he metido en ropa porque tengo fichadísima esta camiseta que me lleva haciendo ojitos mucho tiempo.


De Flores y Floreroshttp://www.defloresyfloreros.com/ Tengo una amiga suuuuper fan de las bailarinas que se que se muere por unas de estas. Eso sí, ya os aviso que tiradas de precio no están, pero los materiales prometen ser de calidad.



Otros


Olivia The Shop http://www.oliviatheshop.com/ Jabones, velas y cositas de cosmética ¡muy top! Archiconocida también, pero tenía que meterla en esta sección porque si tenéis alguna amiga loca por las velas y/o jabones, esta es vuestra tienda...



Mugnificas. http://www.mugnificas.es/ Para esa amiga que sin un café por la mañana no es persona... ;)


Y podría seguir y seguir y seguir, pero no quiero colapsar el blog ni vuestra wish list. 

¿Qué os iparecen estas ideas para regalar a amigas? ¿Os gustan? ¿Las conocíais? 

miércoles, 16 de septiembre de 2015

México Lindo: II

Chichén Itzá y otras Maravillas

El segundo día de nuestro viaje a  #méxicolindo amanecimos muy muy pronto. Yo, al igual que el día anterior, no tuve ningún problema ya que fui incapaz de adaptarme a la hora mexicana y todos los días a las 4.30-5 estaba despierta. Un rollo... Pero para los día de excursión ¡me venía estupendamente! Tras acicalarnos, hacernos fotos chorras delante del espejo (sí, sí, nos hicimos fotos chorras a las 5am, y con buena cara oye!) y desayunar algo, a las 6am estábamos en la recepción del hotel esperando a nuestro taxista.

Aquí voy a hacer un inciso para contaros un dato muy importante del viaje que no os he contado hasta ahora. Cuando empezamos a organizar nuestras vacaciones a Riviera Maya y tal y como hacemos siempre, uno de los primero pasos consistió en consultar el foro ese de viajeros tan famoso que hay por ahí y que vosotros seguro que ya conocéis ;) El caso es que allí todos recomendaban hacer las excursiones contratando un taxista, de modo que fuese él quien se adaptase a tus horarios, tus preferencias y tus gustos. Y en este mismo foro, existe la posibilidad de contactar con otros viajeros para compartir taxista, gastos y gestión. Así que yo, como estaba segura que quería hacer el tema de las excursiones por nuestra cuenta y no con las típicas agencias y touroperadoras, me apunté a la lista de "buscamos compañeros de viaje". El caso es que de forma casi inmediata nos contestó un chico majísimo que estaba creando un grupo para hacer las excursiones que a nosotros nos interesaba. No me lío con esto mucho más, pero se dio la casualidad de que éramos 5 parejas que íbamos en las mismas fechas al mismo hotel, con edades e ideas muy parecidas y que nuestras vacaciones fueron todavía más increíble gracias a los que llamaremos nuestros amigos viajeros :)

Así que a las 6am allí estábamos, #maridito, yo y 8 personitas más. Nuestra primera parada del día era una de las maravilla del mundo moderno a la que le teníamos muchísimas ganas: Chichén Itzá. Llegamos tan tan pronto, que estaban todavía abriendo las taquillas, y los puestecillos de recuerdos que hay alrededor todavía estaban empezando a montar las cosas cuando nosotros nos íbamos!






Allí mismo contratamos un guía que nos contó todo lo necesario para que nosotros flipáramos con cada historia como niños pequeños. Y después de sacarle toda la información a nuestro guía, hacerle mil preguntas y maravillarnos con toda la información que nos había dado, nos dedicamos a hacer un millón de fotos por allí y por supuesto ¡hacer compritas en los puestos! ;) Fue una pasada ver cómo cuando nosotros nos marchábamos llegaban un trillón de autobuses cargados de turistas hasta los topes, que tuvieron que pasar una cola kilométrica sólo para acceder a la taquilla y que supongo se habrán tenido que pelear entre ellos para hacer una foto en la que no saliera media humanidad de fondo...

Y como ya empezaba a apretar el calor y el bochorno (os dije ya que en este viaje sudé más que en toda mi vida??) nos fuimos de cabeza al Cenote Ik-Kil. Era el primero al que íbamos, y a pesar de no ser mi favorito, era obligatorio parar aquí porque está al lado de Chichén Itzá. En él se celebra el Red Bull Cliff Diving y os voy a dejar con un vídeo para que os hagáis una idea de lo que es.



Increíble, ¿verdad? A mi se me ponen los pelos de punta... Yo no me tiré de ninguna de las alturas disponibles para ello, porque tenía miedo de perder una lentilla (o las dos) con la presión del salto, y me quedé con las ganas, pero sólo estar allí en medio me pareció toda una experiencia. Lo que no me gustó nada es que al ratito de estar allí se empezó aquello a llenar de gente que parecía el Mercadona en hora punta, así que decidimos que ya era hora de abandonar ese Cenote.

La siguiente parada era otro Cenote, mucho más "secreto" no tan turístico, y por esa razón lo disfrutamos muchísimo más. Además a mi me pareció súper romántico, y la verdad es que ¡me enamoró! El agua estaba fresquita y tuvieron que amenazarme varias veces con dejarme en tierra para que saliera de allí  ;)
(De este cenote no tengo foto, así que os dejo con una de Internet que no le hace justicia, pero que sirve para que os hagáis una idea)



Tras refrescarnos un poco, las tripas empezaron a rugir ¡qué hambre! y nuestro taxista que fue fenomenal y al que le cogimos muchísimo cariño nos llevó a un sitio autóctono, lejos de restaurantes para turistas, ¡queríamos probar la verdadera comida mexicana! Nos llevó al "restaurante" de un amigo suyo, que tenía la propia casa encima, su terraza allí al lado, los peques correteando descalzos entre nosotros, los platos todos diferentes los unos de los otros... Ya os digo, muy auténtico todo ;)
Comimos fajitas y nachos con guacamole ¡cómo no! y creímos morir probando el picante de allí... Nos avisaron de que estaba "fuerte pero gustoso" y madre mía, a mi se me caían las lágrimas!




Después de coger fuerzas, nos fuimos derechitos a Ek Balam antes de que cerraran. Y fue entrar en estas ruinas y escuchar a lo lejos ruido de tormenta... ¡iba a llover! Nos pusimos contentísimos, porque el calorazo que había no era normal, y a pesar de no llevar paraguas ni nada, nos apetecía un montón refrescarnos con el agua de la lluvia. Nos adentramos en las ruinas, empezamos a fotografiar cada esquina (otra vez) y entonces sentimos tres gotas de lluvia. Tres. Sólo tres. Esa había sido toda la tormenta que nos había caído... ¡Nuestro gozo en un pozo! Al menos, seguía algo nublado y sin sol todo se llevaba mejor.








Cuando llegamos a la Acrópolis, que es la estructura más grande de Ek Balam, creí morir de amor. Me moría de ganas de escalarla y comprobar lo bonita que se vería la selva desde allí arriba. Así que custodiada por #maridito empecé a trepar hasta llegar a la cima. OOOOH!!! Impresionante. Me quedé muda. Allí arriba pegaba bien el viento que estaba hasta fresquito y las vistas eran mejores de lo que me imaginaba: viera donde viera, sólo se veía selva. Tan verde, tan espesa, tan natural. Perfecta. Nos quedamos allí hasta que nos vinieron a echar literalmente. Estaban cerrando y yo hasta le hice pucheritos al guardia de las ruinas para que nos dejara quedarnos un poquito más. No coló, claro, pero me llevé una foto con el guardia :)





El primer día estaba siendo muy intenso y aún teníamos un buen rato hasta el hotel, así que decidimos pedirle a nuestro amigo taxista que nos llevara de vuelta "a casa". Sin embargo, al arrancar nos pusimos a hablar de las aldeas mayas, de la pobreza, de las condiciones en las que tantísima gente vive, de las diferencias tan marcadas que existen, de lo afortunados que somos nosotros... Una cosa llevó a la otra, y tras parar en un puesto de fruta a gastarnos los pesos que llevábamos, le pedimos a nuestro taxista que nos hiciera una paradita en una de esas aldeas. Nos salimos de la carretera principal y nos adentramos en la espesura y después de algunos kilómetros paramos en medio de una aldeita. 

Así como escucharon el ruido del coche un montón de niños y mamás se asomaron a las ventanas de sus "casas". Yo fui la primera que salió, cargada con una bolsa de fruta. Le hice una seña a un peque que me veía desde el umbral de la puerta y él se acercó a mi corriendo. La cara que se le quedó cuando le di unos plátanos creo que no se me va a olvidar en la vida... Cuando nos quisimos dar cuenta, los niños iban apareciendo alrededor nuestra. Tímidos primero y sonrientes después. Repartimos toda la fruta que teníamos, incluso algunas galletas que nos habíamos llevado. Yo sólo me arrepentí de no tener nada más que les pudiera dar, y tras estar un ratito con ellos nos fuimos de vuelta. En silencio, con lágrimas en los ojos, con la piel de gallina... Fue una experiencia preciosa y al mismo tiempo horrible. Ahora escribiéndolo vuelvo a tener esa sensación tan mala. Hay millones de personas viviendo en unas condiciones tan malas como las que vimos, y nosotros solo les dimos fruta a unos 30 niños, ¿y el resto de los días qué? ¿y el resto de las personas qué?

Y un poco "tocados" y muy cansados llegamos al hotel. Ducha, cenita y unos tequilas después estábamos todos planchando la oreja. Menudo día habíamos tenido, y sólo acabábamos de empezar...




PD: pido perdón porque en este viaje el 90% de las fotos que tenemos aparecemos nosotros. A penas tengo fotos estudiadas para poner por aquí, de esas en las que sólo salen paisajes, espaldas o similares. ¿Me perdonáis, verdad? :)


Continuará...


martes, 8 de septiembre de 2015

Lecturas de verano

Sé que en muchas partes del país estáis sumergidos en lluvias, tornados y tormentas desde hace días. El mismo tiempo que aquí llevamos con sol, temperaturas altísimas y calor de verano total :) Así que aunque sea ya septiembre y la mayoría estemos a tope con la rutina, hoy os traigo algunas de mis lecturas veraniegas. 

A mi me gusta leer en todas las estaciones del año, pero eso de bajar a la playa con la toalla y un libro me engancha demasiado, y por eso en verano leo muchísimo más que en cualquier época. Eso sí, este año como tenía mucha necesidad de desconectar, he elegido libros muy "fáciles" y de tramas muy sencillas de leer, y os tengo que decir que con más de uno me he reído hasta llorar a lágrima viva más de una vez ;D


"No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas" de Laura Morton. Me lo recomendaron mucho y no me defraudó. Me reí muchísimo con alguna escena :D y la única pega que le pongo es que se me hizo muy corto!! Me duró sólo 7 horas...


"Gente que viene y bah", también de Laura Morton. Mi favorito de todos los que os traigo. Me reí tanto tanto tanto... que aún ahora escribiendo esto me acuerdo de algún momento que otro y me pongo a reír otra vez jajaja



"El cuaderno de Paula" de Sara Ballarín. Llegué a él gracias a mi querida Elísabet Benavent, la autora de las sagas de Valeria, Silvia y Alba. Y la verdad que la historia de Paula, aunque un poco predecible, me hizo pasar un buen rato.
Inciso, si no conocéis a Elísabet Benavent (Beta Coqueta es su Alter Ego) ya estáis tardando en leerla, escribe tan bonito, que yo me enamoro de todos sus personajes perdidamente y hasta las trancas en las primeras hojas...


"Me emborraché para olvidarte y ahora te veo doble" de Alba Corpas. De los cinco que os traigo, éste fue el que menos me gustó. Quizás porque también porque lo leí después de los otros, y las comparaciones a veces son odiosas. Y eso que la protagonista tiene un blog donde escribe su vida y más ;) 


"Te lo dije" de Megan Maxwell. La verdad es que de Megan me gustan todos sus libros, al menos todos los que he leído. Éste es muy divertido también, y también tiene algún que otro momentazo ;)

Ahora ya estoy con libros más "serios" que ya los echaba un poco de menos...
¿Habéis leído alguno de estos? ¿Os han gustado? 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Cosas de Secundaria: inicios y primeras situaciones

Me encanta mi cole, ¿os lo he dicho ya? :) 

Y no porque sea mi puesto soñado, ni porque me quede a 10 minutos andando de casa. Lo que hace al cole especial son las personas que lo forman. Tuve la suerte de coincidir con ellos el último trimestre del curso pasado y ya había podido notar sus buenas vibraciones, pero os lo juro, son demasiado.

El buen ambiente que hay allí me hace sentir como en casa, super protegida, arropada. Todo el mundo dispuesto a ayudar, a echar una mano. Y en la sala de profes nunca faltan bizcochos caseros, galletas, chocolates, bombones...  ¡Son como una gran familia!

Después de una bienvenida genial, he empezado a vivir también los entresijos de la adolescencia problemática de la que os hablaba el otro día. 

Tenemos una niña guapísima, morena, de ojazos, que con 15 años su "novio" de 24 la dejó embarazada y después de que le prometiese que formarían una familia juntos... desapareció. La pobre, que vivía ya en una casa de acogida por problemas familiares graves (fallecimientos cercanos, maltratos, adicciones,...) tuvo que hacer frente a un embarazo adolescente, y con los 16 recién cumplidos cuenta los días para salir de cuentas y tener a su niño en brazos. ¿Cómo os quedáis?

Pasó por el cole para hacer la matrícula para este año, porque ella quiere "salir adelante por su bebé". Todo el equipo docente se ha volcado con esta niña (es que aunque vaya a ser madre, ¡no deja de ser una niña!) y desde dirección han puesto a su disposición todas las facilidades para que pueda conciliar -qué gracia, hablando de conciliación también en el ámbito escolar- de la mejor forma posible su maternidad con la continuación de sus estudios. 

Lo importante es que la niña no se desvincule durante mucho tiempo del colegio porque si no, le va a costar demasiado engancharse al ritmo de la clase, y corremos el riesgo de que lo vea difícil y abandone. Pero claro, será una mamá recién parida, con un bebé al que cuidar, amamantar, querer, mimar... y con las hormonas a tope (ya de por sí revolucionadas por su adolescencia).

Se le ha dicho que puede aprovechar alguna siesta del peque para "escaparse" a clase unas 2-3 horitas al día, mientras el bebé quedaría a cargo de las orientadoras de la casa de acogida donde van a vivir; o bien directamente traerse al niño a clase. Si no se siente cómoda con el peque en el aula, nos lo puede dejar en la sala de profes que allí siempre hay alguien y más de una estaríamos encantadas de vigilar  un chiquitín mientras corregimos exámenes ;) 

En fin, probablemente no haya opción buena porque obviamente la situación ya no es idílica desde el principio... Pero como os decía, en este cole hay tan buena gente que lo que a priori podría ser un marronazo para todos está siendo una nueva ilusión. Porque la niña ya tiene mucho con lo que tiene, y porque verla llorar de emoción cuando le dijimos que allí estábamos nosotros para echar una mano, me hizo sentir la persona más afortunada del mundo por trabajar en un sitio con personas tan increíbles.

martes, 1 de septiembre de 2015

Mi vuelta al cole

Hoy será un gran día :)

Llevo unos días canturreando aquella mítica y pegajosa canción del "volver a empezar otra vez..."
Le he puesto el nombre a mis libros de texto, que en estas últimas semanas ya he podido manosear un poco :D, subrayar los primeros temas y hacer algunos esquemitas de los míos
He comprado nuevos bolis, subrayadores, portaminas, gomas de borrar y demás material escolar del que me gusta
He elegido el modelito de hoy a conciencia, después de cambiar de opinión unas 5 veces
Y he programado el despertador para que volviese a sonar prontito

Creo que no me olvido nada de lo importante, las ganas y la ilusión las tengo a puñados desbordándome los bolsillos, así que el resto irá saliendo poco a poco :) Realmente hoy es sólo mi vuelta al cole, mis pollitos no vendrán hasta el día 15, por lo que me esperan dos semanas de papeleo, organización y programaciones. Y aunque es la parte más rollo y la que más perecilla da...

 ¡yo estoy loca por empezar!